25 may. 2014

La peque ya tiene un año!!!

Hola a todos, ya se que ando un poco desparecida, estoy a tope con el tema de la tienda, estamos por inaugurar muy prontito y me queda muy poco tiempo para lo demás, en próximas entradas les daré mas información de este proyecto que espero les emocione tanto como a mi.

Sin embargo hoy la entrada es diferente, este será el ultimo post acerca de mi experiencia como mamá, encima que no tenia muchos de este tema jejejeje, mi ilusión siempre ha sido ser mamá bloggera y poder compartir mis experiencias, sin embargo creo que en este blog en particular  ya no tiene mucho que ver, no quiero mezclar demasiado las cosas por lo que he decidido que mas adelante y cuando tenga un poquito mas de tiempo crearé un blog exclusivo de estos temas, aun así quería escribir esta entrada, un resumen de tres que tenia preparadas a modo de despedida. Esta entrada es un poco en agradecimiento a todas aquellas mujeres bloggeras que fueron y han sido fuente de consuelo y de aprendizaje en este camino. Pero comencemos que se nos va el tiempo.

Parte primera: Esperando esperar

Cuando era una chavala siempre dije que sería madre a los 28, tuviera o no tuviera pareja yo tendría un hijo, por suerte a esa edad ya estaba yo casada con un hombre maravilloso y andábamos viviendo la vida loca, no estaba segura de querer que cambiaran las cosas por lo que cuando los cumplí no tenia claro si ese seria "nuestro año", al poco tiempo mi mejor amiga se quedo embarazada, la primera, vino a poner el desorden jajajaja, nuestras platicas cambiaron y aprendimos y conocimos un mundo nuevo, al final el marido y yo decidimos ponernos manos a la obra, los meses empezaron a pasar y nada ocurría, pronto empezamos tomar mas detalle de cuando había que "hacer los deberes" técnicas, trucos y demás historias para poder embarazarnos, y siguió sin ocurrir nada, algo dentro de mi sabia que no estaba todo bien, comenzaron visitas al médico, estudios, medicaciones y nada de nada, pronto todo este tema se volvió una obsesión que me llevo a una depresión, comenzaron los estudios al marido y después de muchas pruebas a ambos tuvimos un diagnostico, esto no iba a ser nada fácil, ninguno de los dos teníamos nada grave pero en conjunto era una misión imposible, habían pasado ya 3 años, dentro de todo me sentí aliviada, sabia que por mas que intentáramos no ocurriría así por que si y cada mes dejo de ser una continua montaña rusa de emociones, ahora tocaba elegir nuestra mejor opción, el medico propuso comenzar con lo mas fácil y barato, claaaro por que encima los tratamientos son carísimos, y la espera en la seguridad social, ni hablar, no habría muchos intentos pues si no funcionaba pronto tendríamos que cambiar de táctica, comencé a hormonarme, los cambios en mi cuerpo y en mi humor fueron notables, yo iba leyendo en foros y blogs todo acerca del proceso por lo que me sentía confiada y apoyada. Fueron 21 días de tratamiento, ¡cuando lo normal son 14!, muchas veces pensé que tendríamos que cancelarlo todo, pero al final mi cuerpo reacciono y pudimos realizar la inseminación, ahora tocaba esperar 2 semanas, las mas largas de mi vida, me auto llamaba el gato de Schrödinger pues durante esas dos semanas podía o no podía estar embarazada, las dos cosas a la ves jejejeje. No tuve ni un solo síntoma y tampoco quería hacerme ilusiones, las matemáticas nos daban un 15% de probabilidades de éxito, por fin llego el día, no pude dormir bien y a las 5 am estaba haciendo pis en un palito.

Parte segunda: Ya estamos esperando!!!

El palito dio positivo, dos rayitas aparecieron, el milagro ocurrió, como no me lo creía y encima mi medico estaba de baja paternal, durante dos semanas mas que tuve que esperar a verlo me hice otras tantas pruebas, de estas que te dicen con palabras y de cuanto estas, así también veía que todo avanzaba. Tuve un embarazo un poco raro, cerca de las 8 semanas comenzaron las nauseas, no eran matutinas, las tenia tooodo el día, una tortura, era increíble como todo lo que me gustaba empezó a darme un asco que para que les cuento, no soportaba el olor a freidura, solo comía sushi vegetal y sopas  chinas de esas de sobre con un montón de pimienta o picante, ahora las aborrezco, los trucos para las nauseas no me funcionaban y lo peor es que se fueron hasta casi los 5 meses, también tuve que estar todo el tiempo en tratamiento por la tensión y pasar DOS veces por la prueba de la curva larga del azúcar puag!!!! mas el test normal. El marido en el segundo trimestre se fue a trabajar al norte, así que mi padre vino a cuidarme, pasamos un tiempo muy a gusto juntos, me acompañaba a las clases pre parto y se implico mucho con lo relacionado a su nieta, claaaaro por que íbamos a tener una niña!!!!, con el nombre hubo consenso por facebook, pero al final el marido le puso el que el quiso, que me encanta, también tuvo sus cosas buenas, como que no se me caía el cabello y… nada mas jajaja las hormonas me alocaron toda, lagrimones por cualquier cosa, acné a todo lo que da, calambres jejejeje, lo típico;  por ahí de la semana 35 me dijeron que tenia la placenta envejecida en grado 2 y que tenia poco liquido, por supuesto me asuste mucho, los médicos querían aguantar lo mas posible y ahora si tuve que guardar reposo absoluto, menos mal el marido había vuelto, mi padre volvió a casa y el marido y yo nos dispusimos a prepararlo todo, la semana siguiente además de que la placenta se hacia mas vieja la tensión se volvió loca y no había manera de controlarla, pase todo un día en urgencias, y al día siguiente en monitores ya no me dejaron ir, me estaban ingresando con 36 semanas y media, no teníamos claro que pasaría, me controlaron la tensión con mas medicación pero el diagnostico era irrefutable, había que dar por finalizado el embarazo ya, no podíamos correr riesgos, ni la peque ni yo,.

Parte tercera: el parto

El miércoles a medio día me indujeron el parto, empezamos con un parche de hormonas, al principio no me hizo efecto, estuve casi seis horas sin dolores, pero cuando comenzaron, no pararon, al principio fueron como efectivamente te cuentan de una regla muy mala, esos me los conocía, pero los que siguieron fueron un horror, tenia contracciones cada minuto con 20 segundos, de reloj!!! el dolor comenzaba en la parte baja de la espalda y me recorría los muslos haciéndose mas intenso, sentía que me rompía por dentro, me jalaba del cabello literalmente, no me daba tiempo a descansar entre una contracción y otra y estaba con 1 cm de dilatación!!!! la enfermera me dio un relajante muscular, que al menos hizo que las contracciones fueran cada 3 minutos, cerca de la media noche me trajeron una muda limpia y me dijeron que a las 8 de la mañana me bajaban al paritorio, ¡¡¿¿¡coooomoooo!!??! 8 horas mas agunatando ese dolor, no, no, no y no, no podía mas estaba agotada y aunque parezca increíble me quedaba dormida entre las contracciones, aveces daba la impresión de que ya había terminado todo, el dolor desaparecía, pero 3 minutos después estaba ahí, a la 1 am pedía que me abrieran en canal, que me sacaran a la niña por piedad!!!!!, la enfermera me dijo que aguantara un poco mas que volviera a la ducha, así estuve 2 horas mas cuando volví a ir a revisión, 3,5 de dilatación, aun así me mandaban a paritorio y la epidural venia en camino, todo esto duro una hora mas, cuando eres presa de esos dolores cada minuto es una eternidad, por fin llego la epidural y con ella volví a ser persona, dormimos un rato y a las 9 de la mañana estaba completamente dilatada, dicen que con la epidural no sientes las ganas de pujar, en mi caso era muy clara la sensación, así que con cada contracción, que no sentía el dolor, pujaba y pujaba y así un buen rato, casi a las 11 am llamaron a una médico, por lo general es la matrona la que recibe al bebe, pero en mi caso hubo que hacer episitomía y la peque salió con fórceps, pese a todo, tuve un parto respetado, en todo momento se me informo lo que me iban hacer, el por que y las opciones que había, nació a las 11 en punto de la mañana, las dos llorábamos, por fin la tenia en mis brazos, por fin nos conocíamos, ni en todos mis sueños imaginaba que fuera tan perfecta. Ahí estaba 2,5 kg y 48 cm, pequeñita y con lo justo para no ir a la incubadora, ufff, por los pelos.

La verdad es que cada etapa merecería un post por separado, además queda tooodo el tema de la lactancia, el puerperio, los benditos dientes, las compras innecesarias… y muchísimas cosas mas, espero que el blog sobre maternidad no tarde mucho en llegar, que no se haga esperar como la peque, hace ya un año de esto, parece increíble lo rápido que pasó el tiempo, ha sido un año difícil pero también el mas feliz, con ella llegaron nuevos retos y aprendizajes, y sobre todo ahora llega una nueva etapa, la de la conciliación, el poder adaptar el mundo laboral a la maternidad, algo muy pero que muy complicado, al menos en mi caso, pero ese tema si que se los cuento muy prontito con todos los detalles de lo que será la tienda Monkey Craft.

Recuerden que también ando por las redes sociales clic, clic, clic, el facebook sigue en proyecto, pero ya pueden ir viendo cosas, tengan una muy buena semana!!!, muaks.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus comentarios, estaré encantada de leerlos y responder