16 abr. 2014

Torrijas deconstruidas

Hola!!!! pues aquí estoy ya con el post que les debía de la semana pasada, y es que la Semana Santa y la pascua inspiran.

La Semana Santa en Andalucía es lo mas bonito que existe, seas o no creyente no te deja indiferente, los tronos son impresionantes y el conjunto de música, olor y fe te pone la piel de gallina, es una de esas cosas en la vida que tienes que vivir aunque sea una ves. Ayer toco ir a ver al Cautivo, nosotros no somos muy religiosos pero creo que haber estudiado en escuelas de monjas y padres al final te deja huella jijijiji aunque no suelo ir a misa y hacer esas cosas que te dicen que hagas, o mas bien no hagas, si creo en dios a mi manera, me gusta creer que hay alguien que nos cuida o con el que podemos hablar y desahogarnos, ¿que si creo en el por temor a ir al infierno? la respuesta es no, uno debería ser bueno por que si y punto, en fin que no me quiero meter en cosas extrañas y polémicas; pues eso, fuimos al centro, al "mogollón", me hacia mucha ilusión ir a verlo, hace dos años vino una amiga a visitarnos y claro que lleve a que viera los tronos y por supuesto uno de los mas aclamados es el Cautivo, recuerdo estar con ella esperando en el puente de la Aurora hablando de nuestras cosas y poniéndonos al día, lo que en esos tiempos me agobiaba y me causaba gran pesar era el no poder quedarme embarazada y justo le contaba de médicos, hormonas, tratamientos, estudios, y esas cosas. El año pasado le toco el turno a mi papá, estaba fascinado e íbamos persiguiendo tronos de una calle a otra y eso que mi padre es un hombre de ciencia jajajaja, pero como les digo las procesiones no dejan indiferente a nadie, yo iba como podía pues tenia tremenda panza con mas de 7 meses de embarazo, ahí estaba viendo otra ves al Cautivo con mi niña dentro, así que este año quería ir a verlo, con mi niña en brazos, y simplemente decirle, ¡gracias, lo hemos conseguido!, peeeeeero ir a las procesiones con un bebe es una locura, la pequeñaja estaba muy inquieta, mucha gente y mucha espera, nos fuimos antes de verlo pasar, lo vi desde lejos, pero lo vi, espero el año que viene ir de vuelta y poder contarle como van las cosas.

Otra cosa que me encanta de la Semana Santa es un famoso musical, y es que soy fan del teatro musical, sufro por que aquí llegan pocas obras y me pierdo lo mas grande, buuuuu, pero cuando las traen  me apunto a verlas, el musical en cuestión es Jesucristo Super Estrella, la he visto no se cuantas veces, en teatro y en película, me se las canciones y puedo decir que es mi numero 1 en el top 5 de obras de teatro musical, y es que no es Semana Santa si no ves la peli y cantas, aun no la he visto, pero estamos a martes, aun hay tiempo. Les dejo una de mis canciones favoritas de la obra, todas me encantan pero esta y "no se como amarlo" llevan ventaja, aunque la canción de Herodes también es buenísima, bueeeeno todas son geniales jijiji. Esta es la versión clásica de los ´70, pero la mejor es la de Broadway del 2000, love it!!!!


Por ultimo y ahora si después de tanto choro mareador les cuento otra cosa que me gusta de estas fechas, y es su gastronomía, no en balde mi tesis de fin de carrera fue precisamente sobre la gastronomía en las fiestas católicas, así que hoy quiero compartir una receta tradicional de estas fiestas pero en versión cocina moderna: las torrijas. En México las torrijas se conocen como pan francés y no se comen en una fecha en especial, aquí son muy tradicionales de estos días y hay de varios tipos pero las mejores son las de miel, las tradicionales, y las de vino. Un plato deconstruido es una versión del mismo  pero descompuesto en sus ingredientes básicos, que en este caso son , el pan de molde, leche, huevo, azúcar, canela y miel, y preparados de forma distinta, en este caso haremos una espuma de pan con jelly de miel y crujiente de huevo.

Ingredientes para la espuma de pan:
 
6 pza de pan de molde
azúcar
leche
canela



Le quitamos la corteza al pan y lo ponemos a remojar con la leche, suficiente para cubrirlo, agregamos azúcar y canela al gusto, trituramos bien, nos debe de quedar una mezcla mas bien espesa, la pasamos por un colador para que nos queda perfecta y lisa, la colocamos en el sifón y ponemos dos cargas de gas, la ponemos un rato a enfriar.

Ingredientes para la jelly de miel:

 100 gr de miel
 4 hojas de gelatina
100 ml de agua

Hidratamos la gelatina con agua fría, en un caso ponemos a hervir el agua junto con la miel, cuando estén bien incorporados agregamos la gelatina hidratada y escurrida, revolvemos bien, colocamos en un molde y enfriamos. Cuando este cuajada, desmoldamos y cortamos en cubitos.


Ingredientes para el crujiente de huevo:

1 huevo
azúcar

Batimos muy bien un huevo y le agregamos una pizca de azúcar, en una sartén con muy poco aceite y bien caliente lo vaciamos y extendemos muy bien para que quede lo mas fino posible como si hiciéramos una crepe, bajamos la temperatura para que no se queme y lo dejamos dorar bien por ambos lados, que quede crujiente pero no quemado.


Para el montaje colocamos unos cubitos de jelly en el fondo de un vaso, el mas bonito que tengan en casa, colocamos la espuma bien fría por encima y adornamos con el crujiente y en mi caso con un ramito de grosellas, ¡así de fácil!



Bueno, espero que les guste y que las hagan y sobre todo que me cuenten que tal, nos vemos el jueves, muaks.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus comentarios, estaré encantada de leerlos y responder